Marshawn Lynch – El retorno de la bestia

Hemos tenido que esperar, sin saberlo durante la mayor parte del tiempo, un total de 602 días para disfrutar o maldecir otra vez a la bestia de la NFL, según sea tu equipo o no el que esté en frente de ese animal llamado Marshawn Lynch.

Recuerdos y aroma a la antigua leña humeante tras ser prendida. Con esa sensación de que el fuego ya se había extinguido y solo nos quedaba ver aquella fuerza incontenible en viejos vídeos se nos iba una leyenda dos cursos atrás.
Lynch abandonó los terrenos de juego y nos lo hizo saber con una foto en su cuenta de Twitter donde aparecían un par de botas colgadas. Justo el día de la SuperBowl.

Las lesiones de su última temporada terminaron por animar a “Beast Mode” para que tomase una decisión. Así pues, el controvertido corredor de los Seahawks, entre otras franquicias, ponía punto y final a su travesía deportiva, una travesía repleta de grandes momentos dentro del campo, encontronazos fuera y un anillo de campeón.

Un adiós definitivo, o bueno, eso creíamos, hasta que hace unos meses, a través de la misma red social por la que habíamos conocido su partida nos enteramos de su regreso. Resultaba que Lynch no se había ido, solo se había echado una siesta, había recargado las pilas y quería volver a jugar.

Cómo volvería era toda una incógnita, más para un jugador cuyo pilar de juego era la fuerza bruta en su máxima expresión.

Un físico privilegiado con el que arrasaba todo lo que se interponía en su camino no se mantiene por inercia, necesita ser cultivado y curtido con entrenamiento y partidos, algo que había faltado en la vida del californiano desde su retirada, al menos al mismo nivel que en la NFL.

El pitido inicial de la campaña para los Raiders, equipo que convenció a Lynch para su vuelta con un proyecto deportivo aspirante a todo y unos cuantos millones para el bolsillo del running back, debería aclarar las dudas sobre su estado de forma, por lo que, hasta que no vimos sobre el campo a ese muro de granito con piernas para desplazarse, no dimos crédito del todo. Lynch había regresado. La bestia había retornado, y en bella forma, mejor de lo que muchos esperaban. The “Beast Mode” está en casa.

//platform.twitter.com/widgets.js

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s